domingo, 3 de enero de 2010

No importa...

Hay dos silencios
observándome
en tus ojos,
dos silencios absortos
ocultos tras las córneas,
y un silencio que comulga
con tus manos.

Y tu voz como humo
que se esparce,
que coge las cortinas
y las transforma,
las revienta
contra el tiempo
y las deshecha.

Si el viento pasa aun;
no importa.

Quedar tiznada
es otra cosa que habla de la vida,
de dientes, de bocas, de pieles firmes
y colgantes, de palabras que no encajan.

Mis dedos sobran,
mis putos versos se inyectan
algo de amor cuando los amas.

Y hay morbo
cuando me dejo caer sobre tus piernas,
cuando mis senos se sujetan en el aire,
cuando gimen los cuerpos.

Deja que tu silencio se cuele
en mis vertientes
y me posea.
Jolie. Todos Los Derechos Reservados.

3 comentarios:

reltih dijo...

guau, qué sentir!!!
besos

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Gracias amigo poeta, por dejar tu huella, por estar presente.

Besitos y cariños para ti...

Daniel dijo...

Qué belleza de expresión, todo un trasfondo sensual que erotiza...

"Deja que tu silencio se cuele
en mis vertientes
y me posea."

Hermoso mi niña.

Un beso y mi cariño, siempre...