jueves, 6 de agosto de 2009

Muero...




Multitud de roídas
lágrimas,
como horas huidizas.
Inmediatez
de ausencia,
se hace de mí
tu tiempo,
como ruta que
se extiende.

Y este dolor
es siempre,
y este dolor
me absorbe.

Jolie. Todos Los Derechos Reservados.
Nota: Sugerencia de Roberto,
ratas por horas, me encantó,
mil gracias.

3 comentarios:

Eduardo Roberto dijo...

me es conocida esta tristeza. Muy bien conseguido, intimo y doloroso. Lo he leido sostituyendo ese vocablo "ratas" que se me ocurre mancille la pureza de lo ausente con "hojas" "horas", espero que no te enojes, es solo gusto personal.un abrazo

Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo. dijo...

Me encanta amigo poeta,muchas gracias por visitarme, me parece encantadora la palabra que has escogido para sustituirla...

Es un placer grande amigo, saberte cerca.

Besitos y cariños para ti...

DeaR dijo...

La imagen que me deja este poema es muy diferente a la imagen que le acompaña. Creo que entiendo eso del "dolor", pero a mí me cuesta aceptarlo así, como lo muestras aquí, aunque termine haciendolo.