martes, 25 de agosto de 2009

Inundación...



Llueve mucho
hoy,

no solo
en mí,

no sé
si has visto
que los espejos
también lloran.

Espera, veme,
ve mi rostro.

Haces llover
mis ojos.
Jolie. Todos Los Derechos Reservados.

8 comentarios:

DeaR dijo...

cuando los ojos llueven es mejor andar puesto algún impermeable o tener a la mano un paraguas, pererentemente negro.

La abuela frescotona dijo...

por tu edad en el perfil eres joven,pero tan sensible como un ser que ha vivido una larga experiancia de vida, bello...gracias por compartir

Daniel dijo...

Calmará la lluvia, los espejos que también lloran dejarán de llover, quizás los dos juntos dejen de hacerlo.
Mi cariño inmenso hasta...un beso niña.

Daniel dijo...

Vuelvo, siempre vuelvo a este poema; tiene algo que duele más allá de las palabras, porque parece una lluvia eterna, que no quiere calmar y sí que duele.
Mi admiración y mi cariño, siempre.

Eduardo Roberto dijo...

Como siempre, con tus cortos versos me presentas una melancolia infinita, esa alegria de poder gozar con la tristeza, mi admiracion piccola

Paulus Van Moratem dijo...

Jolie, se me puso la piel herizada de leerte, genial. Un besito poeta!!
Siempre es tan agradable leerte...

Magdalena Albero dijo...

Tu poema es una joya, pequeña Jolie.

Precioso, preciso, inmenso... ¿cómo quedarse indiferente ante una manifestación cómo la tuya?

Mis felicitaciones y un abrazo

Francisco Antonio dijo...

Hay Jolie un día de estos me vas a matar.