viernes, 9 de abril de 2010

Déjame repetir todas las palabras...



Una cicatriz no tarda
en abrirse y renovarse,
no es válido el mismo
dolor en personas distintas,
dime que has sido tú,
para hacerte único culpable.

_____________________
Llena de astillas mis rutas,
intuye mi voz, toma mi rostro,
desmorónalo
como arcilla,
como barro saturado de lluvias.

Crea una estancia de manos
desmembradas que no
pudieron huir junto a tu
rostro.

Déjame repetir todas
las palabras.

Ve mi cuerpo errado y vulnerable
en las ciegas pupilas de la noche.




Jolie. Todos Los Derechos Reservados.

2 comentarios:

Daniel dijo...

El dolor que necesita ser expiado concentrado en un culpable único; una autoflagelación.
Triste evocación de las cicatrices.

Ojalá pase pronto.

Te quiero bella amiga.

Perfecto dijo...

Recien llegado a tu blog, hallo buena poesía, y enlozo con él. Volveré.

Un cordial saludo.